Sigue las Jornadas en Twitter en el hashtag #revoluciondelirante                                                   Sigue las Jornadas en Twitter en el hashtag #revoluciondelirante

Grupos de trabajo

 

GRUPO 1. Ya no se cuida como antes, por suerte. Taller para la eliminación de las contenciones mecánicas orientado a la acción.

Sección de DDHH de la AEN.

Grupo dirigido a personas de todos los roles profesionales y dispositivos sociales y sanitarios que quieren dejar de atar.
Este espacio se organiza desde la esperanza. Creemos que los técnicos de salud mental podemos responsabilizarnos de los cuidados, sin excusas. Pretendemos iniciar un trabajo sobre herramientas prácticas para eliminar las contenciones mecánicas. La idea es reflexionar sobre los obstáculos personales, los dilemas, explorar el margen de maniobra propio y pasar a la acción.

Aforo: 60 personas.

 

GRUPO 2. Desatranques feministas.  Episodio IV: La sociedad que no amaba a las distímicas.

Marta Carmona Osorio

Belén González Callado

El trabajo psicoterapéutico se realiza inmerso en una sociedad que invisibiliza, desvaloriza y desprecia los cuidados. A su vez estos cuidados son parte fundamental de la vida en comunidad, aunque recaen sólo sobre una mitad de la población y sobre ellos asienta toda una identidad de género. Los síntomas y malestares de mujeres y hombres pueden analizarse desde una perspectiva de género que, entre otras cosas, arroja luz sobre cómo esa construcción social se refleja en la clínica, especialmente en aquellos aspectos que nos resultan más difíciles o farragosos de resolver. Las quejas inagotables, las demandas inasumibles, la frustración del terapeuta... ¿son parte de quienes los sufren o son una limitación de nuestro marco teórico que la perspectiva de género puede cambiar?

Aforo: 60 personas.

 

GRUPO 3. ¿Cómo queréis la revolución? Indagamos para organizar la esperanza 

Dácil Rodríguez González

Yaiza Gordillo Díaz

Marlene Socas Socas

Amaia Vispe Astola

Los actos revolucionarios, según los entendemos nosotras, son aquellas pequeñas acciones que se manifiestan en contraposición a las prácticas opresivas que lastran la vida de las personas. Estas prácticas toman forma de disciplina, la cual produce un cierto saber y unas normas establecidas. Os invitamos a que nos contéis esos actos revolucionarios que rodean vuestra vida y entre todos, a través de la indagación apreciativa, construyamos un relato de las complejidades e incertidumbres, sin dejar de lado las oportunidades, es decir, un relato que nos ayude a organizar la esperanza.

Aforo: 40 personas.

 

GRUPO 4. El poder del lenguaje

Laura Martín López-Andrade

​El lenguaje nos constituye. Designa el mundo, nos delimita. Nos da la cualidad de sujetos y nos distingue del resto. 

Las palabras son la piel que nos rodea. Su presencia nos define, permite la noción de las cosas. Sin ellas nos sentimos transparentes y desamparados; quedamos sumidos en un vacío extraño del que solo dan cuenta los que pueden alcanzar ese tipo de experiencias. Unos los llaman enfermos mentales. Otros, personas, ciudadanos o sujetos. El problema radica precisamente ahí, en que siempre alguien los llama. El ser humano debe nombrar para reconocer y en esa superioridad de las palabras reside su más poderosa trampa.

​El lenguaje es el instrumento más poderoso en la práctica clínica. Puede ser una herramienta de tortura o un bálsamo reconfortante. Llevar al desprecio, la descalificación y el encierro o acercar a la confianza, la admiración y la escucha. Practicamos la clínica que nuestras palabras anuncian, lo que nos debe llevar a respetarlas.

​«Dime qué palabras utilizas en tu trabajo y te diré que tipo de profesional eres», podría afirmarse según estos argumentos. En este grupo de trabajo subrayaremos los detalles lingüísticos que pueden marcar nuestras diferencias a la hora de conocer a la gente para la que trabajamos, organizar un equipo o diseñar un dispositivo. Intentaremos crear un diccionario enfocado a la libertad de las personas con malestar psíquico y una lista negra de vocablos que deben ser eliminados de nuestras conversaciones. Nuestra ambición va más allá de desterrar diagnósticos y etiquetas, queremos deshacernos de todas las expresiones que apuntalan, día a día, nuestro poder.

Aforo: 40 personas.

 

GRUPO 5. Psicofarmacología critica.

Iván de la Mata Ruiz 

El tema central giraría en torno al proceso de construcción de los modelos explicativos de la acción de los psicofármacos (centrado en la enfermedad o en el fármaco) y sus implicaciones prácticas, tanto en la (de)prescripción misma como en las narrativas alrededor de ella.

 Aforo: 70 personas

 

GRUPO 6. Escuchando a las familias. 

Purificación Sobrino de Huerta

Eugenio Cid Cebrián

Luis Álvarez Blanco

Este grupo de trabajo pretende ser un espacio donde los familiares de las personas con malestar psíquico puedan expresar sus necesidades e inquietudes.

Los modelos de asociaciones familiares que imperan en la actualidad presentan familias que queriendo ayudar a sus allegados creen que mediante el control y la sobreprotección lo van a conseguir; sin embargo, se convierten en los principales perseguidores y figuras de rechazo. ¿Por qué sucede esto?, ¿cómo podemos cambiarlo?

El respeto, la escucha y el diálogo son los pilares fundamentales para ganar la confianza de las personas que más queremos y poder ayudarles de una forma sana y adecuada. ¿Cómo conseguirlo como familiares?, ¿qué necesitamos aprender y cómo ponerlo en práctica?

Se precisan espacios de descarga para familiares, imprescindibles para sentirse unidos y comprendidos, compartiendo experiencias similares, ¿es posible?, ¿ayuda o simplemente consuela?

Sin las familias no podríamos entender el malestar psíquico por lo que hay que darles la importancia que se merecen, siendo todavía un campo en el que queda mucho por hacer.

Grupo dirigido a familias y a profesionales que quieren aprender a trabajar con familias.

 

Aforo: 40 personas.