Sigue las Jornadas en Twitter en el hashtag #revoluciondelirante                         Sigue las Jornadas en Twitter en el hashtag #revoluciondelirante

Manifiesto 2013

 

“La Revolución Delirante” es el nombre con el que nos reconocemos un número cada vez mayor de personas. Su historia arranca en 2011, cuando un grupo de jóvenes profesionales de la salud mental formados en Valladolid, desencantados por la rigidez y el determinismo con que se sostiene la formación en salud mental, quisimos avanzar hacia un lugar de encuentro diferente.

Ajenos a los líderes de opinión de la psiquiatría oficial, indiferentes a su amparo en test, clasificaciones y tratamientos exclusivamente farmacológicos, decidimos volver a escuchar a los pacientes. Por eso organizamos unas jornadas para el debate clínico, devolviendo su valor a la psicopatología, a la interpretación subjetiva del malestar psíquico y a la intervención en la comunidad.

Así, en 2011 y 2012, se presentaron las primeras y segundas Jornadas de Jóvenes Profesionales de la Salud Mental, eventos que congregaron a más de 250 y 550 profesionales respectivamente y crearon un espacio abierto en el que cabía tanto la discusión clínica y el encuentro como el cuestionamiento, la denuncia y la propuesta de nuevos retos asistenciales.

Con todo, nos hemos puesto a organizar la tercera “Revolución Delirante”. Esta nueva edición se mantiene fiel a sus tres principios básicos: la promoción y organización por parte de jóvenes, su intención de ir dirigida a todo tipo de profesionales de la salud mental y, con mucho esfuerzo, su carácter gratuito para todos los asistentes. Además, incidiremos de nuevo en la composición multidisciplinar de las mesas clínicas para que todo el equipo terapéutico esté representado en ellas. También volveremos a establecer una quinta “Mesa en espejo” para devolver la palabra a los protagonistas principales.

Sin embargo, este año queremos introducir un nuevo elemento en la programación para mejorar el intercambio de ideas. A cada una de las mesas clínicas se les ha proporcionado un “fondo de polémica” sobre el cual los ponentes construirán el caso clínico que presenten y que facilitará, en el curso de las jornadas, el establecimiento de las posibles líneas de discusión. Así, temas que a todos nos resultan familiares pero que no están exentos de controversia, como la evaluación, los tratamientos involuntarios, la psicoeducación o la incapacitación, serán los ejes sobre los que podamos ir estableciendo el debate clínico y asistencial.

Esperamos que este año los que vinieron, repitan, y los que no pudieron, se unan. Antonio Gramsci decía que la ilusión es la maleza más tenaz de la consciencia colectiva. Entonces, así, tenaces e ilusionados, reunámonos, hablemos entre nosotros, propongamos juntos un cambio en este presente sin alternativas. Sigamos construyendo “La Revolución Delirante”.